miércoles, 20 de septiembre de 2017

Eres lo que piensas

Esta es una afirmación simple pero muy precisa, puesto que lo que sientes, dices y haces tiene origen en tu conciencia.


Está probado científicamente que un pensamiento positivo es cientos de veces más poderoso que un pensamiento negativo.

Tus pensamientos no son en abstractos y tu mente carece de sentido del humor, es la repetición de los pensamientos lo que crea tu programación.


Sé cuidadoso en lo que te enfocas y en lo que pides, porque podrías conseguirlo. Asegúrate de que realmente quieras eso en lo que estás enfocado.


Recuerda el refrán: "Lo que siembras cosechas". Por esto es importante crear pensamientos positivos y aprender a hablar bien, puesto que las palabras también son energía.


Una de las mayores posibilidades que tiene el ser humano es que es capaz de reprogramarse así mismo. Es una cuestión de entrenamiento para aprender a pensar bien.


A través de los pensamientos positivos podemos sanar nuestra salud física y emocional;  tus pensamientos crean tu vida.



Cómo lograrlo:

1.- Está consciente de lo que piensas.

2.- Si es un pensamiento negativo recuerda que un pensamiento se puede cambiar. Cancélalo y piensa algo positivo.

3.- Recuerda que la programación se da a través de la repetición, aunque no te lo creas sigue pensando positivo.

4.- Habla de cosas positivas y no hables de emociones negativas.

5.- Haz un alto cada tres horas y acuérdate de ti… Si Tú Estás Bien, tu Mundo Está Bien



Fuente: http://www.concienciadesalud.com/eres-lo-que-piensas-elige-tus-pensamientos/